10 TIPS PARA MAMÁS PRIMERIZAS | Condado Concepción

BLOG

blog

21-05-2018

10 TIPS PARA MAMÁS PRIMERIZAS

La maternidad es una etapa muy especial e increíble para la mujer, debido a que logra una conexión indescriptible con sus hijos; sin embargo, puede ser muy estresante si es primeriza y no conoces los pasos que debe seguir para que el bebé permanezca feliz todo el tiempo.

Para evitar que la ansiedad, el estrés y la preocupación se apoderen de ti y no sepas qué hacer en tu nueva etapa, Condado Concepción te ofrece los siguientes 10 tips:

  1. Descansa: Aprovecha el momento en el que duerme tu hijo para hacer lo mismo; así que relájate y recupera energía para cuidar a tu pequeño.
  2. Prepara comida sencillas: Ahorra tiempo al cocinar alimentos que no requieren mucha elaboración.
  3. Pide ayuda. No dudes en pedir ayuda a tu familia y a tu pareja, tanto en las labores del hogar y con el cuidado del bebé.
  4. Mantén fresco al bebé: Evita abrigar en exceso a tu hijo, pues ocasionaría un exceso de sudor e incomodidad para él. Cuando tienen frío es normal que sus pies o manos tengan una temperatura baja; en cambio, cuando están acalorados, registran sudor en el cuello y la cabeza.
  5. No te obsesiones con la limpieza: Es importante tener una buena higiene tanto del niño como de las cosas que lo rodean, pero no exageres, ya que ellos necesitan algunas bacterias para desarrollar sus propias defensas.
  6. No olvides vacunarlo: No olvides revisar la carta de vacunación que se te entrega al momento de registrar a tu bebé, con ello evitarás futuras enfermedades e infecciones.
  7. Ten a la mano el teléfono del pediatra: Trata de tener el número en tu mesa de noche o en un lugar donde recuerdes, para que preguntes todas tus dudas al médico y se resuelvan de inmediato; evita la exageración.
  8. Utiliza productos hidratantes para su piel: Debes tener especial cuidado en el área del pañal para evitar rozaduras. Úntalos a través de masajes, para estimular su desarrollo neuroperceptivo.
  9. La lactancia, alimento ideal: En los primeros seis meses de vida, se recomienda alimentar al bebé con leche materna; gracias a ella recibe los nutrientes necesarios para su crecimiento y para evitar enfermedades.

Incluye ejercicios de estimulación temprana: El diálogo, las caricias y el jugueteo ayuda a crear un vínculo más estrecho con tu hijo, además le brinda seguridad y desarrolla su tono muscular.

Puedes compartir este artículo con tus amigos.