Consejos para evitar la humedad | Condado Concepción

BLOG

blog

27-05-2019

Consejos para evitar la humedad

El exceso de humedad en tu vivienda puede ser uno de los problemas más molestos que puedes tener ya que puede llegar a afectar en la salud y en la calidad de vida de tu familia además de arruinar la estética de tus ambientes.

Solemos pensar que la fuente del problema está en una fuga de agua, pero hay muchas más causas que pueden desencadenar problemas de humedad y condensaciones en tu vivienda.

Las principales causas de la aparición son:

– Mal aislamiento térmico en los cerramientos.
– Defectos de construcción: grietas profundas, escapes en cañerías y problemas de capilaridad no son susceptibles de ser reparados por los habitantes del hogar.
– Calefacción incorrecta, por ejemplo, una colocación desfavorable (no dispuesta debajo de la ventana) o la utilización inadecuada de la misma.
– Una mala o insuficiente ventilación, hacerlo mal o el tiempo inadecuado pasará factura a tu hogar.
– La humedad también se desarrolla por los propios habitantes de la vivienda y sus acciones.

Evitar la humedad en el hogar. Te compartimos algunos consejos para poder evitarla.

– Situar las fuentes de generación de humedad hacia el exterior.
– Hazte con deshumidificadores y úsalos, verás que son un complemento muy práctico para tu hogar.
– Mejorar la ventilación. Una correcta ventilación en casa ayuda que la humedad no eleve demasiado los valores y se originen las temidas condensaciones, que conllevan humedades.
– Usar ventiladores de escape no solo cuando cocines sino cuando pongas el lavavajillas, al limpiar…
– Y por supuesto, repara siempre lo antes posible las fugas de tuberías, hemos visto que no son la única fuente de humedades y moho pero sí una de las principales causas para provocar su aparición.

Efectos de la humedad sobre la salud:

El exceso de humedad tiene un terrible efecto en la salud pero sus síntomas no se muestran normalmente de forma inmediata sino a largo plazo. Sus efectos son especialmente nocivos en bebés, ancianos y personas con asma, alergias, afecciones respiratorias o enfermedades inmunodeprimidas.

Estar expuesto a elevados niveles de humedad en el ambiente aumenta la posibilidad de contraer ciertas enfermedades respiratorias (como el asma o la sinusitis) e infecciones pulmonares (como la bronquitis).
Y no solo eso, la humedad contenida en el aire también puede causar síntomas inmediatos como sensación de malestar, escalofríos, fatiga y dificultad para respirar, dolor de cabeza, malos olores.

Además, la humedad en las paredes es el hábitat idóneo para ácaros, hongos y bacterias que pueden provocar muchas enfermedades y alergias. Mucha gente termina desarrollando alergias a los hongos, como la aspergilosis, que es causada por un hongo que afecta especialmente a bebés y personas mayores.

Puedes compartir este artículo con tus amigos.